Cómo pintar una habitación

Recomendaciones pintores Málaga, paso a paso cómo pintar una habitación

Explicaremos, paso a paso cómo pintar una habitación.

Planifique su trabajo. 

Organízate antes de empezar a pintar
La mayoría del trabajo de preparación para pintar se puede hacer un día antes de empezar a pintar.
Si las habitaciones a pintar disponen de muebles, mueva todo lo posible para que no le estorben a la hora de pintar.

Los muebles grandes en general se pueden apilar en el centro de la habitación, y cubrirlos con paño o plástico para que no sufran manchas por gotas de pintura y además por el posible polvo generado en las reparaciones.
Puede ir retirando las cortinas, y sí también piensa pintar el techo puede ir retirando las luminarias. Son tareas previas que le permitirá trabajar más rápido y cometer menos errores, al no tener obstáculos para evitarlo.

Proteja el piso con paños o plástico y utilizaremos cinta de carrocero para proteger zonas como enchufes y roda-pies.
Cubra el piso en la zona donde reunirá las herramientas que necesitara para mezclar la pintura mientras trabaja. Sí va pintar la habitación entera, siempre comience por el techo, luego las paredes. Siempre pintar desde la parte superior hacia abajo por los posibles goteos. pintores-pintura-dormitorios.

pintores-pintura-dormitorios

Reparar las superficies dañadas.

Reparar las zonas dañadas es un paso muy importante para el acabado de calidad a la hora de pintar. Cuando son paredes con muchas manos de pintura, se hace necesario raspar la pintura antigua en algunas zonas.

Muchas veces se forman grietas y los típicos agujeros dejados por un cuadro cambiado de lugar, por golpes o por roces del mobiliario.
Utilizar emplaste, yeso o cualquier otro material adecuado para reparar las imperfecciones de la pared o el techo.
Luego de secar, sí es necesario lijar.

Retirar de las paredes y el techo el polvo y telas de arañas que puedan haber, porque al pasar el pincel o rodillo, ensuciara los materiales y la pintura, dejando imperfecciones en el trabajo de pintura.


Preparar los materiales.

Cuando compre su pintura, pregúntele qué tipo de cepillo y rodillo es adecuado para su trabajo. Hay diferentes tipos de rodillos, material o longitudes, que corresponden con diferentes tipos de pintura y acabados deseados.

Consulte siempre que tenga dudas los materiales a utilizar para realizar una pintura con acabado de calidad.
Mientras que trabaja, utilice un palillo de la pintura para mezclar la pintura con frecuencia, para que no se seque y para evitar que en la parte inferior los pigmentos se asienten.
Sí es pintura plástica puede utilizar agua para utilizar pintura más o menos diluida.
Tómese su tiempo para mezclar bien la pintura.

Sí quiere probar mezclas de colores para lograr uno que le guste más, recuerde la cantidad de pintura utilizada, y siempre mezclar muy bien.

Uso de pinceles.

Los pinceles vienen en muchas formas y tamaños, son muy utilizados para zonas pequeñas, o de difícil acceso para el rodillo. Al utilizar los pinceles hay que tener en cuenta algunas formas que evitarán producir gote en exceso y evitar marcas de pincel.

Cargue el pincel mojando con pintura aproximadamente un 1/3 de las cerdas. Tire ligeramente el cepillo hacia atrás contra el borde interior de la lata de pintura o cubo, usando el borde para limpiar el exceso de pintura en la superficie de las cerdas, así evitar sobre todo el goteo.

Las pinceladas largas y suaves evitan mejor las rayas y marcas del pincel.

Uso de los rodillos en la pintura.

Al pintar especialmente los techos, es más fácil producir goteos o salpicaduras.
Si no es un pintor con experiencia, posiblemente el goteo sea mayor.

En las zonas alta que no llega de pie, necesitara una escalera o un palo de extensiones para pintar, donde en un extremo irá atornillado el mango del rodillo de pintura que le ayudará a alcanzar las áreas más altas.
Utilice un rodillo con una longitud y con el tipo de pintura y acabado que desee. No sobrecargue el rodillo con pintura.

Aplique la pintura 1º en un patrón vertical 'W' superpuesto, luego vuelva a rodar horizontalmente esta área. Cubra todas las áreas de la pared e intente evitar las manchas perdidas.

No te preocupes si la 1ª capa parece delgada, parece más clara que el color que has elegido, o no esconde completamente la pintura original. Por lo general, se requiere una segunda aplicación para proporcionar una capa uniforme y acabada que coincida con el color que adquirió. 

Pintar el borde.

Utilizar los pinceles para el recorte.
Sí utiliza cintas para facilitar el recorte, recuerde retirarlo cuidadosamente, de forma lenta y uniforme, para asegurarse que no se tire de la pintura.

Seguramente una jornada de trabajo no le dará para terminar todo el trabajo de pintura, o si necesita tomar un descanso, envuelva los cepillos y los rodillos con una envoltura de plástico para mantenerlos húmedos y flexibles durante un día o más, sobre todo en verano que el secado es más rápido.
Cuando esté listo para trabajar de nuevo, simplemente des-enrollarlos y reanudar la pintura.

Limpieza.

Es muy importante la limpieza adecuada de pinceles y rodillos, si quiere volver a utilizarlos en el futuro.
Al final del trabajo, es importante comprobar y limpiar las posibles manchas de pintura, para un acabado de calidad.

Pintar parece una tare fácil, pero requiere de experiencia para realizar bien el trabajo.

Comentarios

Entradas populares